Preguntas Frecuentes & Tips

¿Cómo utilizo mis Pads?

Nuestros Pads están ideados para desmaquillarte de manera más cómoda. Su gran tamaño nos permite desmaquillarnos completamente con un Pad. Debes mojar completamente el Pad con agua templada, añadir algún desmaquillante si lo deseas y realizar movimientos circulares en el rostro. Nuestros Pads te ayudan a efectuar una limpieza en profundidad y realizar una ligera exfoliación superficial diaria.

Si tienes la piel sensible te recomendamos que utilices un desmaquillante para ayudar a que el proceso sea aún más agradable.

¡Nuestros Pads también tienes más utilidades! Puedes utilizar tus Pads para retirar mascarillas de tu rostro o incluso para realizar la limpieza de tus brochas.

¿Cómo lavo mis Pads?

Es importante limpiar tus Pads antes del primer uso y cada vez que los utilices, pues debemos asegurar una perfecta higiene facial. Tras su uso, límpialo a mano con agua templada y un jabón suave. Acláralo con abundante agua y colócalo en un lugar que permita que se seque completamente.

Tras un par de usos, introduce los Pads en su bolsa de lavado y mételos en la lavadora junto con tu colada habitual. Para un correcto lavado, no recomendamos introducir más de 3 pads en la bolsa de lavado.

¿Es imprescindible utilizar la bolsa de lavado para mis Pads?

No es imprescindible pero sí recomendable si tu lavadora es de las que engullen los calcetines, ya que nuestros Pads podrían irse a vivir al mundo paralelo de los calcetines desaparecidos.

¿Para qué se utiliza la esponja Konjac?

Nuestra esponja konjac te ayuda con la fase final de limpieza de tu rostro. Puedes utilizarla simplemente con agua o incluir tu limpiador facial en gel para una limpieza más profunda. Es apta para cualquier tipo de piel y recomendada especialmente si tienes la piel sensible, limpiando con suavidad, exfoliando ligeramente y purificando la piel de manera natural. Elige la que mejor se adapte a ti!

¿Cómo utilizo la esponja Konjac?

Antes del primer uso, lávala bien con abundante agua. Verás que su superficie en seco es áspera y rugosa, pero cuando se humedece se vuelve blanda, suave y aumenta su tamaño. Tras humedecerla en abundancia para utilizarla, realiza movimientos circulares por todo el rostro a modo masaje. Una vez utilizada, acuérdate de limpiarla bien y dejarla secar colgada de la cuerdecita incorporada. Sumérgela en agua hirviendo un par de minutos de vez en cuando para una perfecta higiene facial.

¿Cuánto tiempo dura mi esponja Konjak?

La recomendación es cambiarla cada 2-3 meses si la utilizamos todos los días y además seguimos los consejos de mantenimiento de la misma.